miércoles, 7 de junio de 2017

ANÁLISIS DE UN FRAGMENTO DE DRÁCULA






ANÁLISIS DEL FRAGMENTO DE DRÁCULA


Fragmento epistolar (subgénero narrativo) donde la voz narradora en 1ª persona es Van Helsing ("la hermosa joven se arrodilló y se inclinó sobre mí"), doctor audaz, dotado de una gran intuición y una inteligencia portentosa que acaba de descubrir que la enfermedad de Lucy no es sino que ha sido mordida por Drácula. la caracterización del personaje-narrador pasa por esa mezcla de creencia en lo sobrenatural a la vez que lo científico, como cuando dice "no hay duda de que existen los vampiros; algunos de nosotros tenemos evidencias de elloo como cuando señala "no habría creído hasta que los hechos golpeaban en mi oído: ¡Míralo! ¡Lo probamos! ¡Lo estamos probando! "  

La focalización es interna puesto que, a parte de narrador, se trata de un personaje de la novela. Al ser novela epistolar, la intriga se sustenta mejor en esta técnica narrativa según la cual conocemos los acontecimientos a la vez que sus propios personajes los protagonizan: "cómo podríamos comenzar nuestra liucha para destruirle? ". 


Aunque narrado por distintos personajes -que se intercambian cartas-, el auténtico protagonista de la novela es el conde Drácula. De él ofrece Van Helsing, en este fragmento, un formidable retrato, para el que no duda en hacer uso de símiles (no muere como la abeja que ha punzado una vez...), metáforas que destacan su carácter  animal (es una bestia..), hipérboles que acentúan su poder (su astucia es muy superior a la de los mortales...) y, cómo no, antítesis que denotan esa condición de ser entre la vida y la muerte  (excitante y repulsiva, vida o muerte, en los cuerpos y en las almas...), rozando continuamente la paradoja a través de esa dualidad: se nos cerrarían para siempre las puertas del cielo. 

La adjetivación profusa y retórica, característica de este periodo literario, va en consonancia con la pintura que aquí se hace del momento, el lugar y las circunstancias (repulsivo, muertos, ...), así como abundan los elementos demoníacos o agrestes (ratas, lechuzas, murciélagos, bestias, ...). Tal y como se espera de un relato de esta época, los hechos suceden de noche (pude ver a la luz de la luna...) y en un paisaje poco armonioso (tormenta, niebla, trueno...) .

El tono retórico, sobradamente figurado y altisonante del Romanticismo se deja ver en este pasaje en la gran cantidad de símiles (casi enumeración de elementos para decsribir a Drácula) y de interrogativas retóricas, que rompen la entonación enunciativa propia del relato tradicional (¿Cómo podemos decsubrir donde está? ¿Podemos abandonar? . 

El protagonista de facto, Drácula, pasa por ser paradigma del Romanticismo: ser huidizo (¿Cómo podemos descubrir dónde está?), noctámbulo, audaz, poderoso, superior, que juega con la propia muerte y vive al margen de los convencionalismos sociales, tanto que se convierte en una amenaza para los demás(¿Cómo podríamos comenzar nuestra lucha para destruirle?"), al igual que sus homónimos Fausto, Frankestein, Dr. Jekylll o los españoles estudiante de Salamanca, Tenorio, D. Álvaro, el pirata o el reo de muerte de Espronceda o los monjes fantasmagóricos que cantan bajo la luna de Bécquer. 

     
El hombre romántico está en pugna con el mundo (aquí personalizados en Van Helsing vs Drácula: estamos frente a frente con nuestro deber), y esa liberación suma del hombre romántico no llegará sino con la muerte. Por ello, de esa búsqueda del propio ser, de la propia identidad, y de la completa libertad se derivará que Drácula habite en los cementerios, en las ataúdes, en alta mar, en connivencia siempre con la propia muerte. 

Romántico el protagonista (insatisfecho, apático, que se vuelve dañino para la sociedad convencional), romántico el escenario (un castillo húngaro, un cementerio) y románticos el lenguaje y el contenido (el mundo o yo), no queda sino que el pasaje pertenezca a un texto de este movimiento cultural de la primera mitad del XIX del que todavía hoy somos hijos. 


TEXTO 

La hermosa joven se arrodilló y se inclinó sobre mí, con maligna satisfacción. Había en ella una voluptuosidad deliberada que era a la vez excitante y repulsiva, y al arquear el cuello llegó a lamerse los labios como un animal, hasta que pude ver a la luz de la luna la humedad que brillaba en los labios escarlatas y en la roja lengua con la que se lamía los dientes rojos y aguzados. Su cabeza descendía cada vez más... cerré los ojos en éxtasis y esperé.
(...)
No hay duda de que existen los vampiros; algunos de nosotros tenemos evidencias de ello. Incluso, aunque no tuvieramos una prueba en nuestra propia y desdichada experiencia, las informaciones y los datos del pasado aportan pruebas suficientes. Admito que al principio fui escéptico. Si no hubiera sido porque a través de largos años me he entrenado para tener una mentalidad abierta, no habría creído hasta que llegó el momento en que los hechos golpeaban en mi oído: "¡Míralo! ¡Míralo! Lo probamos, lo estamos probando". Sin embargo, si hubiera sabido al principio lo que sé ahora --si al menos lo hubiera sospechado---, una vida preciosa para todos los que la queríamos no se hubiera perdido. Pero ya no tiene remedio y ahora debemos trabajar para que no perezcan otras almas, que podamos salvar.
El nosferatu no muere como la abeja que ha punzado una vez. Sólo se hace más fuerte, y, por serlo, tiene aún más poder para el mal. El vampiro que está entre nosotros tiene como persona más fuerza que veinte hombres; su astucia es muy superior a la de los mortales, porque es una astucia que va creciendo con los siglos; tiene la ayuda de la nigromancia que es, como implica la etimología de la palabra, la adivinación por la muerte, y todos los muertos a los que pueda acercarse están a sus órdenes; es una bestia, más que una bestia; de una crueldad demoniaca y carece de corazón; puede, sin limitaciones, aparecer a su voluntad donde y cuando quiera, y en cualquiera de las formas que elija. Puede, en su área de acción, dirigir los elementos: la tormenta, la niebla, el trueno; tiene poder sobre las cosas más repugnantes: la rata, la lechuza y el murciélago, la polilla y el zorro, y el lobo; puede crecer o reducir su tamaño y puede, en ocasiones, desvanescerse y aparecer sin ser visto.

jueves, 1 de junio de 2017

TEATREROS


¡¡¡ Vamos a ser teatreros!!!

Cada grupo tendrá su cuento tradicional versionado para representar.

1. Caperucita y el lobo

2. Romeo y Julieta

3. Blancanieves y los siete enanitos


Los pasos a seguir son:

- Repartimos los papeles
- Buscamos el vestuario y el atrezzo
- Memorizamos nuestro texto
- Lo representamos en el escenario
- Por último, grabamos el resultado!!
Este ejercicio teatral será evaluado. Cada alumno tendrá una nota que será la resultante de la nota media entre una nota grupal y otra individual.

Para evaluarlo se tendrá en cuenta el vestuario, la dicción, los movimientos en el escenario, la memorización del texto, la originalidad del atrezzo, la buena disposición a trabajar en grupo y a llegar a acuerdos...  

martes, 30 de mayo de 2017

COMPETENCIAS A EXAMINAR EL 31 DE MAYO


COMPETENCIAS A EXAMINAR EL 31 DE MAYO: 

- Separar sujeto y predicado, señalar núcleos y aplicar la concordancia verbal, 
- La oración impersonal: casos
- Sujeto omitido
- Clases de palabra que pueden ser núcleo del sujeto y núcleo del predicado  
- El texto informativo: partes de la noticia, secciones del periódico, periódico digital vs papel, las 6w...
- Campo semántico
- Los géneros literarios y sus características, elementos de la narración (narrador, personajes, argumento o historia, lugar y tiempo), subgéneros narrativos.
- Concepto de literatura
- Las figuras retóricas metáfora, símil, personificación, hipérbole.
- la lírica: medir versos, establecer el esquema métrico, tipo de rima, nombre de los versos según cantidad silábica, sinalefas, arte mayor/arte menor, y dirimir de qué trata el poema. 
- Resumen de un texto dado y construcción de un texto propio con adecuada puntuación, ortografía y propiedad de expresión. 




miércoles, 24 de mayo de 2017

TEXTOS DEL ROMANTICISMO

Características del Romanticismo

  • Rechazo al Neoclasicismo. Frente al escrupuloso rigor y orden con que, en el siglo XVIII, se observaron las reglas, los escritores románticos rompen las reglas:combinan los géneros y versos de distintas medidas, a veces mezclando el verso y la prosa; en el teatro se desprecia la regla de las tres unidades (lugar, espacio y tiempo) y alternan lo cómico con lo dramático.
  • Subjetivismo. Sea cual sea el género de la obra, el alma exaltada del autor vierte en ella todos sus sentimientos de insatisfacción ante un mundo que limita y frena el vuelo de sus ansias tanto en el amor, como en la sociedad, el patriotismo, etc. Hacen que la naturaleza se fusione con su estado de ánimo y que se muestre melancólica, tétrica, misteriosa, oscura... a diferencia de los neoclásicos, que apenas mostraban interés por el paisaje. Los anhelos de amor apasionado, ansia de felicidad y posesión de lo infinito causan en el romántico una desazón, una inmensa decepción que en ocasiones les lleva al suicidio, como es el caso de Mariano José de Larra.
  • Atracción por lo nocturno y misterioso. Los románticos sitúan sus sentimientos dolientes y defraudados en lugares misteriosos o melancólicos, como ruinas, bosques, cementerios... De la misma manera que sienten atracción hacia lo sobrenatural, aquello que escapa a cualquier lógica, como los milagros, apariciones, visiones de ultratumba, lo diabólico y brujeril...
  • Fuga del mundo que los rodea. El rechazo de la sociedad burguesa en la que les ha tocado vivir, lleva al romántico a evadirse de sus circunstancias, imaginando épocas pasadas en las que sus ideales prevalecían sobre los demás o inspirándose en lo exótico. Frente a los neoclásicos, que admiraban la antigüedad grecolatina, los románticos prefieren la Edad Media y el Renacimiento. Como géneros más frecuentes, cultivan la novela, la leyenda y el drama histórico.


MOVIMIENTO LITERARIO

El romanticismo es un movimiento cultural, literario y artístico que se desarrolla en la primera mitad del siglo XIX. Es el movimiento revolucionario originado en Alemania e Inglaterra en los mediados del siglo XVIII y primera mitad del siglo XIX como un grito contra el racionalismo de la ilustración. Es la exaltación y el triunfo de la libertad y del sentimiento del individuo sobre las normas; aclama la independencia artística; desarrolla el subjetivismo literario; exalta la valoración de lo popular y folklórico; armoniza y separa al hombre del espíritu cristiano; es la mezcla del verso y la prosa, la polimetría de las combinaciones métricas.
Como consecuencia de la revolución industrial, la burguesía se convierte en la clase social dominante. Es también la época del liberalismo, movimiento ideológico que defiende la libertad económica y política. Las características generales del romanticismo son:
·     Individualismo y subjetivismo: por encima, está el <yo>, los sentimientos y emociones personales. Los ideales y aspiraciones constituyen el centro de la vida y las obras del artista romántico.
·         Libertad: la pasión por la libertad se refleja en todas las manifestaciones de la época.
·         Nacionalismo: se elevan los valores populares y nacionales propios de cada país.
En España, fue un movimiento tardío y de corta duración. Llegó en 1833. Alcanzó su apogeo en 1835 con el estreno del drama Don Álvaro o la fuerza del sino, del Duque de Rivas, y, a excepción de los escritores Gustavo Adolfo Bécquer y Rosalía de Castro, desapareció hacia mediados del siglo.
Los temas de la literatura romántica son:
-          Los sentimientos personales del autor: los que más se repiten son los que brotan de la insatisfacción ante el mundo y ante la vida: la tristeza, la soledad, la melancolía…
-          La rebeldía y la evasión: la evasión de la realidad, insatisfacción ante el mundo que rodea al autor romántico, le lleva, por la imaginación, a mundos lejanos y desconocidos.

-          La naturaleza y el paisaje: la descripción se adapta a los sentimientos del autor. La naturaleza es un espejo de su estado de ánimo. Predominan los paisajes tristes y melancólicos o aquellos que expresan mejor el alma atormentada del autor.

ACTIVIDAD:

En parejas, coged el texto que os ha tocado y averiguad:

1. ANALIZA EL FRAGMENTO: 
¿Qué sucede en el fragmento? 
- Narrador y focalización 
- Género y subgénero
- Figuras retóricas
- Localiza los adjetivos (profusos, explicativos...)
- Localiza lugar y momento en que se desarrolla el pasaje
- Enuncia el tema que se trata en él
- Retrato del personaje principal 
- Características de rebeldía, libertad, huída, rechazo social del protagonista del relato
- Presencia de lo oscuro, lo maligno, lo sobrenatural

2. ¿A qué obra literaria pertenece el fragmento?
3. ¿Autor, país, idioma?
4. ¿Cuál es el argumento de la obra completa?

5. ¿A qué movimiento literario pertenece? Justifica tu respuesta. 


LO EXPONDRÉIS AL RESTO DE LA CLASE. 

jueves, 18 de mayo de 2017

FIGURAS RETÓRICAS


¿Sabes lo que es una metáfora?

Ver vídeo





1. Haz estas actividades para reconocerla.
2. Visualiza este enlace
3. Imagina una metáfora para cada fotografía (PDI)
4. Escribe tus figuras retóricas en "comentarios" con tu nombre y apellidos

  

La construcción de metáforas - Greguerías

lunes, 15 de mayo de 2017

EL SUSTANTIVO



Tal y como os prometí, hoy toca ordenador. Así que vamos a aprovechar el tiempo y a ponernos manos a la obra con la primera palabra con la que nos hemos detenido: LOS SUSTANTIVOS. 

Ya sabemos que define SERES, OBJETOS E IDEAS y que puede variar en GÉNERO y NÚMERO. 



Para hacer los ejercicios del sustantivo haz click aquí.¡A trabajar!